Inicio America Latina El último mensaje del submarino argentino no es nada alentador

El último mensaje del submarino argentino no es nada alentador

264
0
Compartir
Submarino argentino

La última vez que el submarino argentino Atlántico Sur se comunicó con la base marítima reportó un corto circuito y un principio de incendio en las baterías. Así lo reportó la noche del lunes el canal A24 de Buenos Aires.

“Ingreso de agua de mar por sistema de ventilación al tanque de baterías N°3 ocasionó cortocircuito y principio de incendio en el balcón de barras de baterías. Baterías de proa fuera de servicio. Al momento en inmersión propulsando con circuito dividido. Sin novedades de personal mantendré informado”, indicó el “Ara San Juan” en su último mensaje.

Luego del mensaje enviado por el submarino, la Armada argentina (Marina de Guerra) había informado que el submarino reportó una avería en las baterías pero que ésta había sido subsanada. La nave logró hacer su última comunicación cuando navegaba por el Golfo San Jorge, a 450 km de la costa argentina.

Intensa búsqueda del submarino argentino 

La zona de búsqueda se va reduciendo día a día, pues ahora mismo está centrada en radio de 26 kilómetros, según confirmó ayer el portavoz de la Armada argentina, el capitán Enrique Balbi.

Las labores de rescate no cesan, ya van 12 días de intensa búsqueda en la que 14 países se han sumado. Por ahora, las expectativas están puestas en el minisubmarino estadounidense que está especialmente diseñado para este tipo de rastreo.

Este minisubmarino, viaja en cubierta de un buque noruego. Sólo puede entrar en acción una vez que se localice el ARA San Juan. Si está a una profundidad menor de 600 metros, este minisubmarino descenderá para entrar en contacto con la nave.

El Ara San Juan zarpo el domingo 11 de Ushuaia (3.200 km al sur) de regreso a Mar del Plata (400 km al sur), su apostadero habitual.

Peleas entre familiares de los tripulantes

El día ayer se registraron fuertes disputas entre los familiares, pues existen ciertas discrepancias sobre la condición de los tripulantes. Algunos consideran que aún pueden ser rescatados, mientras que otros ya asumen un final trágico.

Itatí Leguizamón, mujer de uno de los 44 tripulantes, fue agredida por familiares de los marineros que abordan el submarino, luego que ella asegurará la muerte de todos los submarinistas.

“Si ellos no lo quieren aceptar es su problema. Cada cual acepta lo que quiere”, sostuvo la mujer en referencia a los otros familiares.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.