Inicio Salud Nuevo desafió biológico esta enfocado en el genoma humano

Nuevo desafió biológico esta enfocado en el genoma humano

73
0
Compartir

En pleno siglo 21 es imposible que pase una semana sin que se produzca un gran avance científico, pero hablaremos de la biología. Aunque este ritmo seguirá en 2018, no se logrará una cura para el cáncer, un remedio para el Alzheimer o una pastilla que frene el envejecimiento. Y eso se debe a que la biología, como ciencia, aún se inclina más por el descubrimiento que por ser aplicada.

Alguno de los grandes avances científicos del último medio siglo han llegado de la fusión entre ciencia e ingeniería biológica. Las disciplinas que se encuentran en el corazón de estos logros  han impulsado una economía basada en la tecnología que ha dado alas a la mayoría de las grandes empresas que hoy existen en el mundo.

Al día de hoy, la biología aún espera para comprobar qué ocurre cuando se presionan varios espacios a la vez. Los biólogos están realizando un trabajo importante y complejo que genera perspectivas clave acerca de los principios fundamentales de los organismos vivos. Pero en la medida en que construimos nuevas herramientas para comprender la biología a niveles cada vez más altos nos estamos llegando a los límites del conocimiento que nos pueden otorgar los enfoques que ya conocemos.

El mayor de estos límites es el que establece que la vida implica un enorme complejo. En 2016 los científicos demostraron que la creación de un genoma bacteriano sintético mínimo solo requiere de 473 genes (para entrar en perspectiva, el genoma humano contiene unos 20.000). De esos 473 genes, 149 tenían una “función desconocida”, aunque su presencia era imprescindible para la vida.

En la genética clásica y en biología molecular, descubrir lo que hace cada gen por lo general no se completa hasta que no se fulmina al gen y se ve qué ha dejado de funcionar. Este enfoque ha ofrecido grandes perspectivas, como por ejemplo revelar la existencia de los oncogenes, que al mutar pueden provocar cáncer.

A pesar de ser en gran medida verdad, las proteínas a menudo forman grandes complejos que funcionan en conjunto y que desmienten dicha relación entre ellas perfecta. Por ello es necesario estudiar la función de los genes de esta forma combinada. Hacer esto con los 149 genes de función desconocida antes citados es una tarea ingente, y hacerlo con el genoma humano es simplemente imposible.

Sin embargo, ahora, con las nuevas tecnologías que aceleran la lectura y obras genéticas, se puede indagar en la función de los genes de forma mucho más rápida. En la medida en que se acumulan datos, esta información puede articular las combinaciones de genes a estudiar, lo que reduce en gran medida la dimensión del problema. Hoy existe un gran número de consorcios centrados en los experimentos a gran escala necesarios para catalogar los elementos que regulan el genoma humano, cartografiar todos los tipos de células humanas y realizar listas capaces de integrar todas las variantes de genoma humano encontradas en la población y, de este modo, crear un diagrama con el circuito de todas las conexiones cerebrales.

Todos estos datos pueden impulsar programas centrados en la comprensión de la función genética, tanto individual como de conjunto, en contextos determinados como la enfermedad o el envejecimiento. ¿Se imaginan lo que se puede lograr al mapear los genes que yacen en nuestro interior? Se podría la cura para enfermedades incurables y la respuesta está ahí, dormida en nuestro interior.

Analísis desarollado por NNC | Revisado y Editado por el equipo editorial de NNC

Fotos por Pixabay
© 2018 NEW NEWS CHANNEL 24/7, LLC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here