Inicio America Latina Venezuela Liberación de presos políticos, ¿Bondad o miedo?

Liberación de presos políticos, ¿Bondad o miedo?

270
0
Compartir
presos políticos

Luego del motín de presos políticos en el SEBIN ocurrido la semana pasada en la sede del helicoide, los ojos del mundo colocaron su mirada en la delicada situación que viven estas personas víctimas del régimen de Maduro.

Entre los presos políticos hay  un caso en específico que despertó la atención de la comunidad internacional, pues se trató del estadounidense Joshua Holt, quien permanecía detenido desde junio del 2016 por un supuesto porte ilícito de armas de guerra.

Tras la complicada situación que se vivió en el recinto del helicoide, Estados Unidos mostró su preocupación por la vida e integridad física de Holt y le solicitó al gobierno venezolano su inmediata liberación.

Diálogos políticos y negociaciones

Lo ocurrido con el preso político estadounidense produjo una serie de conversaciones clandestinas entre el gobierno de Venezuela y Estados Unidos, que terminó concluyó con la liberación de Holt y el traslado a su país natal.

Esta situación ha generado ciertas interrogantes sobre la radical postura del régimen de Maduro, pues en reiteradas ocasiones afirmaron que en Venezuela no había presos políticos sino ciudadanos detenidos por actos terroristas, desorden público e instigación.

Pero a pesar de la postura del gobierno de Maduro, esta situación con Joshua Holt pareciera doblegar las intenciones represivas del régimen y generan varias interrogantes.

Apariencia democrática

Todo parece indicar que el gobierno que dirige Maduro tomará un carácter de reconciliación, dialogo y democracia. Pero esta extraña postura repentina parece tener un trasfondo oscuro que despierta más suspicacia que alegrías.

El gobierno venezolano y especialmente algunos funcionarios públicos han enfrentado en los últimos meses severas sanciones de diferentes países quienes han calificado el mandato de Maduro como un narcorégimen que tiene secuestrada a Venezuela.

Todos estos señalamientos y medidas que parecen estar afectando internamente al gobierno, quien trata de mostrarse democrático y pacifista anunciando la liberación de presos políticos y expresando la “disposición a un dialogo”.

¿Qué hay detrás de este circo democrático?

Días atrás, la Organización de los Estados Americanos (OEA) aseguró tener casos comprobados que señalan los diferentes crímenes de lesa humanidad que el régimen de Maduro ha causado.

Estos señalamientos abren el camino a la elaboración de un caso en la Corte Penal Internacional por delitos de lesa humanidad y violación de derechos humanos que no prescriben.

Este informe realizado por la OEA puede originar un caso judicial sin precedentes si se cumple el debido proceso.

Según Santiago Cantón, uno de los encargados de realizar el informe aseguró si hay casos comprobables para denunciar a Maduro por delitos de lesa humanidad.

Cantón afirma que “hay en Venezuela centenares de ejecuciones extrajudiciales y casos de torturas gravísimos, violaciones sexuales, tanto a hombres como mujeres, picanas eléctricas en genitales, desaparición forzada, todo con un claro motivo de persecución política de transfondo. Estima que hay más de 20.000 víctimas, la peor crisis de derechos humanos del país”.

Vías de escape

El gobierno de Maduro se muestra titubeante y busca mostrar una cara amigable ante el mundo, pero habría que esperar si ya es demasiado tarde para crear las vías que le permitan mantenerse en poder como se han planteado.

Analísis desarollado por NNC | Revisado y Editado por el equipo editorial de NNC

© 2018 NEW NEWS CHANNEL 24/7, LLC. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.