Inicio America Latina Ex guerrilla de las FARC confiesa que fue obligada a abortar tres...

Ex guerrilla de las FARC confiesa que fue obligada a abortar tres veces

254
0
Compartir

Vanessa García, era una niña de apenas nueve años cuando fue alistada en la guerrilla, bajo el frente Teófilo Forero de las FARC. Desde ese momento fue conocida como alias “Edna” apodo con el cual comenzaría a vivir un calvario.

García, recibió muchos maltratos. Fue violada por varios años guerrilleros durante 12 años aproximadamente. Por si fuera poco, la obligaron a abortar en tres ocasiones, aunque siempre quiso ser mamá.

Alias “El paisa”, comandante de la Teófilo Forero, fue uno de los primeros en abusarla sexualmente. El jefe guerrillero comenzó manoseándola hasta que, a la fuerza, la obligó a perder su virginidad con él. Así lo confesó Vanessa en una entrevista con el diario El Tiempo.

“Pues si no quiere por las buenas, será por las malas, pero tiene que estar conmigo antes de estar con otro hombre”, le dijo el jefe guerrillero, según narró García a la periodista española Salud Hernández.

Desde ese momento, Vanessa pasó a ser una más de la larga lista de guerrilleras abusadas sexualmente por jefes guerrilleros y otros uniformados.

Según la ex guerrillera, fue abusada por “El Paisa”, luego la pesadilla continuó con otro comandante conocido como “Edwin”.

Miembros de las FARC la obligaron a abortar siendo una niña

García, confesó que su primer embarazo y aborto los vivió a los 13 años.

“Iba a cumplir tres meses, igual que en el segundo embarazo. Yo me opuse (a abortar) y me pusieron algo en la comida y me dormí. Nunca quise abortar ni porque fuera violada— relató—se coge hasta odio uno mismo, se siente cochino, lo peor, no quería vivir. Y tenía que seguir viviendo en esa pesadilla, seguir con ellos, eso es horrible”.

Para García, todos los abortos fueron traumáticos, destaca que el ultimo dejó una marca en su alma…

Había quedado embarazada de “Lulo”, un comandante con el que incluso planeó fugarse de las FARC. Aunque le solicitó a “El Paisa” la necesidad de tener su hijo, la obligaron a abortar una vez más con cuatro meses de embarazo.

“No haga eso conmigo”, le rogué al médico. ‘Yo tengo una orden, no puede pasar por encima’, decía. Como a las seis horas empezaron las contracciones, lloré mucho y como a las 12 de la noche mi bebé se vino. Me dejaron verlo y luego lo metí en una botella de alcohol”, contó.

Sumergida en la tristeza y la depresión generada por el aborto, el drama no terminaba. Vanessa guardó esa botella durante seis meses y la llevó escondida todos esos meses hasta que la perdió en un combate.

“Cuando estaba sola en mi caleta, lo miraba, le decía lo triste y lo mal que me sentía por haberle perdido, le decía muchas cosas. Mi ilusión era tenerlo y no me dejaron, y así muerto lo quería tener”, agregó.

En la actualidad, Vanessa es una mujer que intenta reinsertarse a la sociedad, pues gracias al acuerdo de paz ahora es una ciudadana libre. Por ello, se unió a la Corporación Rosa Blanca, que ayuda a ex guerrilleras víctimas de abusos sexuales y abortos forzados, y este martes tiene pautado dar su testimonio frente a la plenaria del Senado en Colombia.


Fuente: Nuevo Herald 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.